José Francisco Peña Gómez una figura política accesional y muy circunspecto de RD

0
68

FILADELFIA, PA.— “Haber observado de cerca, estudiado y analizado profundamente, la soberbia y amplia capacidad política y de terrible orientación de masas nacionales que, poseía José Francisco Peña Gómez, automáticamente impresiona a sus observadores jóvenes de su gran época, como yo”.

A pesar de sus estridentes discursos de orientación política, difundidos diariamente por *Tribuna Democrática* un, programa político radiofónico muy diferente y diáfano que, se originaba en *Radio Comercial* los partidarios y miembros del {PRD} de la época, no copiaron exactamente las buenas orientaciones políticas y filosóficas que emitía por esa vía, el Doctor José Francisco Peña Gómez.

“Esta amarga reflexión y determinada posición deleble, asumida por la militancia perredeista de la época, determinó sustancialmente la capacidad de gobernar y mantenerse en el poder como partido mayoritario de la nación caribeña”.

“Cuando ocurrieron los fuertísimos enfrentamientos y divisionistas de tendencias en el seno del {PRD}, ningún alto dirigente de esa organización política, aportó algo para evitarlo y por tanto, comenzó el debacle, división insalvable y hundimiento de esa parcela política”.

“A partir de ahí, comenzaron a perfilarse y a salir a la luz pública, la lucha de intereses políticos, sociales y económicos que ya, observados y puestos en marcha no, pudieron evitar la insalvable división del {PRD} una, característica filosófica social que inevitablemente, anuncia teóricamente, la filosofía dialéctica y transformadora de la humanidad en subconjunto”.

Polon Vásquez

“El Doctor José Francisco Peña Gómez, nunca sintió la sensación y pensó que su organización política el *PRD* se transformaría y terminaría, en esta nueva época, como una empresa privada en las manos del Ingeniero Miguel Vargas Maldonado y un reducido grupo de sus compañeros políticos que, casi siempre están pendientes de los cuantiosos sueldos y dádivas que obtienen durante el año, por ser dirigentes de la parcela *PRD* y las influencias sociales que envuelven y benefician a sus miembros”.

El carismático líder demócrata nacional, con muchas proyecciones y excelentes relaciones internacionales, José Francisco Peña Gómez, en el programa político *Radiofónico Tribuna Democrática que se transmitía diariamente por Radio Comercial* el extinto dirigente, decía en sus estridentes discursos políticos dirigido a todo el país que, *La lucha de tendencias internas fortalecían ideológicamente y multiplicaban la militancia del {PRD}*.

“En esa época dorada de las actividades políticas nacionales, yo estaba bastante joven, me interesaba mucho la política, escuchaba todos los días a Peña Gómez por *Tribuna Democrática* pero cuando comencé a estudiar algunas lecciones de orientación política que, versaban sobre la lucha de clase, inicie un riguroso proceso de observación, estudio de contenido, analice bien las manifestaciones políticas y finalmente predije que no me lucían muy fructíferas las luchas internas de tendencias dentro del {PRD}”.

“Las luchas internas dentro del {PRD} comenzaron a acrecentarse, se intensificaron las luchas de intereses sociales, de dominio de poder dirigencia, económicos y fue así, como el {PRD} comenzó a dividirse indeteniblemente en pequeños partidos políticos que, posteriormente definieron su tarea de invertir recursos, luego percibir y recibir beneficios económicos”.

Durante los últimos años, las actividades y prácticas políticas cotidianas de los partidos tradicionales en la República Dominicana han, cambiado radicalmente y ahora, esas organizaciones partidarias que antes, trabajaban constantemente, se movían, planificaban programas de ayudas y protección a los más pobres, desvalidos y que hoy día, solo se preocupan por conseguir sus altas posiciones en el tren gubernamental del nuevo partido oficialista.

En la medida que se incentivó e incremento la lucha interna y divisiones en el seno del {PRD} una institución política, bien definida y calificada como la entidad política de masa más grandes de República Dominicana, en la cual se movieron algunas teclas, afloraron intereses políticos, dominio de poder, intereses económicos y sociales y en ese mismo orden, se fue debilitando fraccionándose orgánicamente, hasta convertirse en lo que es hoy, un partido tradicional del sistema político nacional, pero ahora minoritario con “supuestas aspiraciones” de crecer.

“Ciertamente convencido y sabiendo realmente que el {PRD} era una organización política *Policlasista donde cabían ricos, pobres, chiriperos, católicos, convertidos, evangélicos, amas de casa, obreros y empresarios agrícolas, nunca observe a esa lucha raticida interna como una motivación para la fortaleza ideológica y su crecimiento político.

Mis sospechas, 35 años después han sido ciertamente comprobadas y ahora, vemos al {PRD} envuelto en tiras y recomendado para hilachas de la historia política”.

Sobre su vida, podemos decir que José Francisco Peña Gómez, nació el 6 de marzo de 1937 y falleció el 10 de mayo de 1998.

Fue un destacado líder político nacional de República Dominicana. Desempeñó sus actividades dirigenciales como líder absoluto del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), candidato en tres ocasiones a la presidencia de República Dominicana y ex alcalde de Santo Domingo.

  • Se le considera, junto a Joaquín *Elito* Balaguer Ricardo y Juan Bosch, como una de las figuras políticas dominicanas más influyentes y destacadas del siglo XX.
  • El connotado líder político dominicano era hijo de María Marcelina, una mujer haitiana, y Oguís Vincent, un inmigrante haitiano y Peña Gómez nació el 6 de marzo de 1937 en Mao, República Dominicana.

Peña Gómez fue adoptada cuando era un bebé por Simón Pichardo y Andrea Rodríguez de Pichardo, una familia de campesinos dominicanos, cuando sus padres tuvieron que huir a Haití (donde murieron, para salvar sus vidas cuando el dictador dominicano Rafael Leonidas Trujillo promulgó la Masacre del Perejil contra los haitianos ese mismo año.

En años posteriores, los oponentes de Peña Gómez usarían su ascendencia haitiana en su contra.

Peña Gómez obtuvo una licenciatura equivalente a la de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) en 1966 antes de continuar sus estudios superiores en la Sorbona de París.

Desde 1961, José Francisco Peña Gómez se convirtió en seguidor y partidario de Juan Bosch, entonces líder del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Juan Bosch ganó las elecciones presidenciales de 1962, el primer presidente democrático en 32 años, pero su gobierno fue derrocado durante un golpe militar el 25 de septiembre de 1963.

En 1965, Peña Gómez saltó a la fama política mientras iba a Radio Santo Domingo y pidió una insurrección popular contra el golpe militar y retorno de Juan Bosch al poder.

El presidente de los Estados Unidos, Lyndon Johnson, ordenó una invasión militar para evitar lo que temía que fuera un posible movimiento comunista dentro del país.

En diciembre de 1973, Juan Bosch formó el Partido de la Liberación Dominicana (P.L.D.). Bajo el liderazgo de Peña Gómez, el {PRD} ganó las elecciones presidenciales en 1978 el empresario agrícola (Antonio Guzmán Fernández) y 1982 (El Doctor Salvador Jorge Blanco), y él mismo fue Alcalde de Santo Domingo de 1982 a 1986.

Su período se recuerda principalmente por la creación de la Plaza Güibia (Plaza Güibia), en el paseo marítimo y plantación de árboles ornamentales en las avenidas de la ciudad de mayor circulación en Santo Domingo, Distrito Nacional.

En 1990, Peña Gómez se postuló para la presidencia, quedando en tercer lugar detrás de Balaguer del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y Bosch del PLD. Para 1994, el {PRD} se solidificó y motivó, y Peña volvió a ser el abanderado del partido en las elecciones presidenciales. Incluso para los estándares dominicanos, la campaña de 1994 fue violenta y sucia.

El Doctor José francisco Peña Gómez, perdió ante Joaquín *Elito* Balaguer Ricardo en unas elecciones extremadamente ajustadas y marcadas por numerosas irregularidades.

Varios partidarios de Peña Gómez se presentaron a votar solo para descubrir que sus nombres habían desaparecido de las listas de electores de la Junta Central Electoral {JCE}.

Peña Gómez convocó una huelga general que contó con el amplio apoyo de sus seguidores. Después de la protesta internacional, se montó una investigación que generó serias preocupaciones sobre la legitimidad de la encuesta.

La Junta Central Electoral {JCE} era una institución del Estado Dominicano manipulada, no conocía el número total de votantes registrados y las listas de votación distribuidas en los colegios electorales no coincidían con las entregadas a los partidos.

La investigación también reveló que unas 200.000 personas habían sido retiradas de las urnas. Tras intensas negociaciones, *Elito* Balaguer Ricardo anunció que dejaría el cargo prematuramente en 1996, después de haber cumplido siete mandatos en el poder.

En la encuesta de 1996, Peña Gómez ganó la primera ronda de votación, pero no alcanzó la mayoría necesaria. En la segunda vuelta de la votación, Leonel Fernández, abogado representante del PLD, obtuvo una estrecha victoria debido a una alianza entre el PLD y el PRSC de Joaquín Balaguer.

Sobre su vida personal, José Francisco Peña Gómez se casó cuatro veces, la primera vez con Julia Idalia Guaba Martínez. Los hijos son los siguientes: Lourdes Fátima, Luz del Alba “Luchy”, José Francisco “José Frank” y Francisco Antonio “Tony” Peña Guaba.

Su segundo matrimonio fue con Ana Rosa Meléndez (ex Directora del Museo de Arte Moderno Dominicano); su hija era María Rosa Peña Meléndez.

Su cuarto y último matrimonio fue con Peggy Cabral quien en compañía de Miguel Vargas Maldonado y Rafael *Fiquito* Vásquez, todavía permanece como alta dirigente del Partido Revolucionario Dominicano {PRD}.

“Con la desaparición física de José Francisco Peña Gómez, falleció el defensor de los pobres, el último héroe nacional, un intelectual político, fogueado en el fragor de la lucha política cotidiana, un fiel amante, protector de los más desvalidos y olvidados por el cruel, explotador e indefenso sistema capitalista imperante en República Dominicana”, comentó el analista y cronista político dominicano en Filadelfia, Bernardo Cervantes Ariza.

Por Polón Vásquez