¿Qué está pasando? Los premios de MLB se alejan de los dominicanos

8

Pedro G. Briceño
Santo Domingo
De momentos, la República Dominicana cae en una racha negativa en la que ninguno de sus peloteros tras culminar la campaña de Grandes Ligas recibe la siempre esperada llamada de Major League Baseball para, que con vestuario en manos, recibir uno de los premios que esta entidad entrega cada año.

Al menos así ha ocurrido en casi una década, desde que Neftali Féliz se convirtió en el 2010 en el séptimo quisqueyano en conquistar el Novato del Año, en su caso lo hizo con la camiseta de los Vigilantes de Texas, tras registrar una labor en que rescató 40 partidos, que le valieron para alcanzar 122 votos y vencer en la carrera a Austin Jackson, quien obtuvo 98.

Justo un año antes de la proeza en que Feliz inició con éxito su peregrinaje de nueve temporadas en la gran carpa, Albert Pujols había alcanzado su tercer galardón de Más Valioso con los Cardenales de San Luis, el cual llegó de manera unánime, tras registrar una labor tan brillante en que produjo 135 vueltas, anotó 124, disparó 47 jonrones, 45 dobletes y su promedio fue un astronómico .327 (568-186). Otro dominicano, Hanley Ramírez arribó en un distante segundo puesto.

Pero luego de los reconocimientos recibidos por Pujols y Feliz, estos se han alejado para los dominicanos y la década sin alcanzarlo se ha convertido en el más prolongado tiempo en que se han despedido con las manos vacías.

Pero, ¿Qué ha ocurrido para los dominicanos?. ¿Porqué no más premios en casi 10 años?. El pasado lunes fueron conocidos los finalistas para la premiación de este año y un solo quisqueyano, Fernando Tatis Jr fue incluido en el grupo, en su caso entre los mejores bisoños de la Liga Nacional, tras su average de .317 en solo 84 partidos, sin embargo resulta cuesta arriba que pueda vencer a Pete Alonso, inicialista de los Mets, quien cuolminó su priemr año con la marca de jonrones para un Novato en las mayores, tras sus 53, lo cual engalana con 120 producidas, 103 anotadas y un average de .260.

Precisamente, desde los años de Feliz y Pujols, las principales amenazas para los quisqueyanos provienen del premio al mejor bisoño en que desde el 2010 al menos en tres ocasiones, un representante de esta tierra ha logrado el segundo puesto. Estos son Gary Sánchez, quien en el 2016 alcanzó 91 sufragios, siendo solo superado por Michael Fulmer, lanzador de Detroit, quien fue merecedor de 142.

Hace apenas un año, tanto Juan Soto, en la Nacional como Miguel Andújar, en el joven circuito fueropn segundones en la carrera por los mejores novatos, tras alcanzar 89 sufragios cada uno, quedando detrás de Ronald Acuña Jr. (144) y Shoehi Ohtani (137).

Casi 15 años del último Cy Young

En el 2014, Johnny Cueto registró una campaña de 20-9 y 2.25 de efectividad con Cincinnati, empero quedó segundo en la carrera por el Cy Young de la Nacional, en el tercero de los galardones que ha logrado Clayton Kershaw (2011- 13 y 14 ) con los Dodgers.

Mientras, Soto, Tatis Jr, Vladimir Guerrero Jr, Rafael Devers, Eloy Jiménez, Many Machado y algunos otros son jóvenes con talentos quienes pudieran en algún momento de sus carreras toparse con campañas de Jugadores Más Valiosos, en el pitcheo la situación actual se torna más complicada y dependería del comportamiento del binomio de los Yankees, Luis Severino y Domingo Germán.

En el 2020 se cumplirán 15 años desde que que Bartolo Colón (2005) tomó un asiento al lado de Pedro Martínez para ser los únicos quisqueyanos en exhibir un Cy Young.

Desde entonces solo Cueto con un cuarto lugar en 2012, el segundo puesto que alcanzó dos años después, Severino con un lejano tercer lugar, detrás de Corey Kluber y Chris Sale en el 2017 y Ubaldo Jiménez, quien abrazo otr tercer peldaño en el 2010, supérado por Roy Halladay y Adam Wainwright son quienes más cerca han estado de oler el premio.

Más Valiosos

Desde el galardón de Pujols en 2009, los quisqueyanos que más próximo han estado en la carrera por este premio han sido Robinson Canó, con un tercer puesto en el 2010, año en que José Bautista arribó en cuarto, otra tercera posición de Adrian Beltré en el 2012 y otros dos terceros lugares para José Ramírez, con los Indios, tanto en 2017 y 2018.

Los dominicanos crecen y crecen en cuanto a presencia en los equipos de Grandes Ligas, pero a diferencia de otros años, los grandes premios pasan a cierta distancia de sus manos, al menos ha sido así en casi una década.