Prevención: una dieta saludable

0

Dr. Ernesto Díaz Álvarez
Los ácidos grasos saturados (procedentes de la grasa animal) deben representar menos del 10% del total del aporte energético, se pueden sustituir por ácidos grasos poliinsaturados.

– Los ácidos grasos insaturados trans (mantequilla, margarina, galletas, bizcochos), deben consumirse lo menos posible, y evitar la ingesta de comida procesada (tocino, salchichas, embutidos).

– Consumir menos de 5 gramos de sal por día.

– 30-45 gramos por día de fibras, preferentemente de productos integrales.

– Como mínimo 200 gramos por día de frutas (2-3 porciones).

– 200 gramos de verduras por día (2-3 porciones).

– 1 a 2 veces por semana consumir pescado, atún, salmón, sardina, una de ellas pescado azul.

– 30 gramos por día de nueces no saladas.

– El consumo de bebidas alcohólicas debe limitarse a 2 copas o tragos (20 gramos/día) para los varones y una copa (10 gramos/día) para las mujeres.

– No ingerir, o hacerlo al mínimo, bebidas azucaradas.

– Con relación a los suplementos de vitaminas, los ensayos clínicos no han demostrado un efecto beneficioso de las vitaminas en la prevención cardiovascular.