La zona franca de joyería es una opción para salir adelante

5

Jhenery Ramírez
jhenery.ramirez@listindiario.com
San Pedro de Macorís, RD
Sus caras son joviales. Ellos pertenecen a la generación del milenio (1981 hasta el 1999). Están concentrados cortando diamantes, confeccionando joyas de oro para expotar y dándole la terminación adecuada a unos aretes.

Este es el panorama de más de 500 jóvenes que se dedican al trabajo de joyería en una zona franca que está ubicada en San Pedro de Macorís. Ellos duran 30 minutos, como máximo, diseñando las prendas que son vendidas en reconocidas tiendas de los Estados Unidos.

Una de las historias que conoció el Listín Diario durante un recorrido realizado por el parque de zonas francas de San Pedro fue la de Pamela Jiménez, una jovencita de 21 años que solo tiene dos meses trabajando en esta empresa, pero está feliz de que una amiga la haya recomendado porque ahora podrá seguir costeando sus estudios en Orientación Educativa.

Ella es tímida, pero su miedo a hablar con la prensa no le borra la sonrisa de esperanza y de esta oportunidad que ella misma define como “la gloria” porque podrá ganarse el dinero dignamente y ser un ejemplo para su hija que apenas tiene 11 meses.

Pamela coloca las piedras preciosas a los aretes que se fabrican en esta compañía. Ella recomienda a todos los jóvenes dominicanos a que estudien y trabajen para que salgan adelante.

En esta empresa de joyería, donde labora Pamela, los hombres y las mujeres son tratados en igualdad de condiciones, ya que según Dov Zipper, presidente de la Asociación de Empresas de Zona Franca San Pedro de Macorís, no hay un trabajo que suponga una carga, sino que todos pueden ejercer su trabajo sin forzarse físicamente.

Él comenta que la inclusión también es un valor para el sector. Hay jóvenes sordomudos que trabajan en DRL Manufacturing que tienen el talento y la paciencia que se requiere para aprender.

Yudelka García tiene nueve años trabajando en esta zona franca. La operaria de 34 años de edad reside en San Pedro de Macorís y pese a que no ha estudiado, ha recibido talleres para aprender a confeccionar las joyerías y prendas preciosas. Gracias a esta preparación tiene todo este tiempo en la empresa y mantiene a sus tres hijos.

Estadísticas A nivel general, en República Dominicana en el 2018 habían registradas 14 empresas de zonas francas de joyería, representando el 2.1% de la participación de las actividades.

Los empleos generados por este sector en ese año fueron 2,768, incluyendo a las operadoras, obreros, técnicos y puestos administrativos.

Un sector que ya no solo es de textilería

Las zonas francas han ido evolucionando. Antes la mayoría de empresas que se instalaban en los parques eran de textiles y calzados.

Hoy, también otros sectores forman parte de estos parques: la joyería, los dispositivos médicos, los medicamentos, las galletas y golosinas, los plásticos y los aparatos electrónicos.

El parque de San Pedro de Macorís genera en total 12,208 empleos y cuenta con dos aulas de capacitación donde se imparten talleres para los colaboradores.

Además, todas las empresas que están instaladas allí en su conjunto exportan US$530 millones anualmente.

“Ya no somos simples ensambladores.

No dependemos de una actividad específica como antes que dependíamos, aproximadamente un 60% de las confecciones textiles. Hoy este sector se ha diversificado y otros emergentes han venido formando parte de la estructura exportadora de las zonas francas”, expresó el subdirector del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE), Daniel Liranzo.

La zona franca de San Pedro de Macorís concentra el 4.2% de la inversión total acumulada de las empresas que se dedican a este sector, además, genera el 7.1% de los empleos directos y aporta anualmente RD$786.4 millones a la economía dominicana, según estadísticas del CNZFE.

Los inversionistas de la empresa de joyería DLR Manufacturing enfatizaron que están contentos porque la gente de San Pedro es “del pueblo”. Se sienten felices de aportar un granito de arena con el desarrollo de esta provincia.

Así también lo perciben los que cada día tienen la oportunidad de ser ascendidos a coordinadores o gerentes recordando sus inicios como operarios.

EN PUNTOS

Facilidades

Los inversionistas del parque fueron atraídos por la calidad de la materia prima de República Dominicana.

Participación

La zona franca de San Pedro de Macorís finalizó el 2018 con 56 empresas en operación, informó Liranzo.