La educación técnica: una esperanza para la economía de Consuelo

4

Jhenerys Ramírez
jhenery.ramirez@listindiario.com
San Pedro de Macorís
Consuelo es un municipio de San Pedro de Macorís en donde sus habitantes sueñan con su desarrollo. Antes allí se vivía de la industria azucarera, pero al privatizarse las empresas que se dedican a este sector surgieron otras fuentes de ingreso: las remesas, la educación y los negocios de diferentes áreas.

Esta comunidad está rodeada de algunas zonas cañeras donde habitan personas de escasos recursos, incluidas algunas de nacionalidad haitiana y ahí es donde reina la pobreza de Consuelo.

Sin embargo, desde 2010 el municipio tiene una nueva esperanza. Esa ilusión de “echar para alante” nació con la donación de algunos equipos por parte de España en ese año para que se creara un plantel educativo que conjugue la teoría con la práctica y que prepare a los jóvenes para la calle (haciendo referencia al mercado laboral).

Y desde ese entonces, los comunitarios de Consuelo vieron un nuevo renacer. España construyó el primer nivel del plantel con oficinas y aulas, creó los talleres prácticos e instaló los equipos.

Así, el 15 de septiembre de 2014 se abrieron las puertas del Politécnico Inmaculada Concepción con la oferta de cinco carreras técnicas que demandaba el municipio: hotelería, informática, electricidad, refrigeración y administración de empresas.

Más tarde, Brasil donó los equipos para el taller de diseño de modas y la comunidad colaboró unida para que también se impartiera enfermería. Cada área educativa tiene su diseño curricular.

Los cursos que se imparten aquí del bachillerato son segundo, tercero y cuarto, o sea, cuarto, quinto y sexto del nuevo modelo del sistema educativo dominicano.

Chance de progresar
LISTÍN DIARIO visitó el lugar y sus autoridades, Héctor Santana Nolasco y Ramona Ramos, director y subdirectora del centro, hacían mucho énfasis en que tras la llegada del politécnico, Consuelo ha visto una mejora en la economía de la familia y en las oportunidades de empleo porque el 80% de sus egresados hacen una pasantía y se quedan laborando en esas empresas.

Las primeras palabras de Nolasco en nuestra conversación fueron: “Esto cambia vidas. Es una oportunidad única que Consuelo la ha estado deseando por mucho tiempo”.

Pese a que la educación que se imparte en el centro es el “boom” de San Pedro de Macorís, de acuerdo con Nolasco y con Ramos, todavía se desconoce el procedimiento de la modalidad técnica, por eso muchos estudiantes de otros planteles han tenido la oportunidad de realizar prácticas en los talleres del Inmaculada Concepción para que también puedan conseguir empleo.

Ante esta situación, la subdirectora pide a las autoridades del Ministerio de Educación darles apoyo para que construyan 10 aulas más allí, así como una vez esta entidad colaboró con la construcción de salones de clases en el segundo nivel y con dos guaguas que transportan a los estudiantes desde el politécnico a los bateyes.

TESTIMONIOS
Explicación
Yoandri Bazán es un joven de 15 años que estudia Refrigeración. Él explicó a este medio todo lo que ha aprendido allí.

Recursos
El autobús del plantel cobra RD$15 diarios para recoger a los alumnos que viven en los bateyes del alrededor.

Esfuerzo
Algunos deben madrugar para tomar el transporte y luego caminar más de 15 minutos para llegar al politécnico.

Resultados
El centro tiene 564 estudiantes actualmente y desde el 2014 ha graduado a más de 330 jóvenes.