El expresidente de EE.UU. Jimmy Carter se recupera de una cirugía de cadera

1

Washington
El expresidente estadounidense Jimmy Carter (1977-1981) se recupera de una cirugía de cadera a la que fue sometido de urgencia después de que se cayera este lunes en su casa en Plains, Georgia, informó ayer su fundación.

«Mientras salía a cazar pavos esta mañana, el expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter se cayó en su casa en Plains, Georgia», señaló en un comunicado difundido en su cuenta de Twitter el Centro Carter.

Carter, de 94 años y que es el expresidente más longevo de la historia de Estados Unidos, se recupera y descansa «tranquilamente» de la intervención que le fue practicada en el centro médico Phoebe Sumter de Americus, Georgia.

«Su cirugía fue exitosa», agregó la nota, que precisa que su esposa, Rosalyn, lo acompaña.

«El presidente dice que su mayor preocupación es que la temporada de pavos termina esta semana y él no ha alcanzado su límite», bromeó el Centro Carter en el comunicado.

En 2015, la salud de Carter flaqueó cuando anunció que tenía cuatro tumores en el cerebro, pero después de seis meses de radioterapia y medicamentos experimentales, aseguró que había concluido con éxito su tratamiento para el cáncer.

Carter, que consiguió el Nobel de la Paz en 2002, se mantiene notablemente activo y en octubre tiene previsto participar en un proyecto de construcción de viviendas para personas de pocos recursos con la organización Habitat for Humanity en Nashville (Tennessee).

Su mandato presidencial solo duró cuatro años debido principalmente al impacto de la crisis de los rehenes estadounidenses de 1979 en Irán y, aunque los más conservadores siguen criticando su gestión, el líder demócrata siguió influyendo en la vida política del país desde una perspectiva progresista.

Desde el Centro Carter, ha impulsado avances en materia de observación de elecciones, derechos humanos y salud pública en todo el mundo.

El expresidente ha escrito una veintena de libros desde que dejó la Casa Blanca, además de dar catequesis cada semana en una iglesia baptista en su localidad natal de Plains (Georgia).