Ética e integridad

0

Mons. Ramón Benito De La Rosa Y Carpio
asadm06@gmail.com
Quiero invitar de nuevo –y lo haremos muchas veces, ya que sobre esa temática volveremos– a leer la Ley No. 4l-08 que crea la Dirección de Ética e Integridad Gubernamental.

Esa ley nos recuerda que, si no hay ética, si no hay integridad en la política, no hay gobierno: los gobiernos se caen, no se puede gobernar un país. Ese principio está muy claro y debemos repetirlo una y otra vez.

En esa ley se señalan valores importantes, valores de la vida que se hacen ley.

Sobre cada uno de ellos quisiera volver. Además, la Pobreza Episcopal Dominicana recoge esos valores en su mensaje del 27 de febrero.

Repito, la ley que trata de la Ética e Integridad Gubernamental y que crea esta dirección, es una ley sobre la que hemos de volver una y otra vez.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.