Casa Abierta calificó de “represiva” la ley que prohíbe el uso de la hookah

18

SANTO DOMINGO.- Casa Abierta calificó de “represiva” la ley que prohíbe el uso de la hookah en lugares públicos y privados de uso colectivo.

Juan Radhamés de la Rosa Hidalgo, director de la institución, afirmó que, más que aportar a resolver el fenómeno de las drogas, la nueva legislación contribuye a agravarlo.

“Prohibir la hookah o pipa de agua, o cualquier otro instrumento empuja a la ilegalidad a los usuarios, por lo tanto, a incrementar los apresamientos, la judicialización y la corrupción, que siempre obtiene ganancias con medidas absurdas como esa”, afirmó.

Explicó que “el tabaco es la droga más dañina que usa la humanidad y, sin embargo, la solución no es prohibir a las personas que fumen, sino la regulación”.

Recordó que en abril del 2017, el Ministerio de Salud emitió una resolución para regular el uso de la hookah, pero que no hubo interés en aplicarla.

“Si el país quiere realmente avanzar en materia de drogas, debemos dejar de lado estos modelos que son más alardes autoritarios y mediáticos que soluciones efectivas”, dijo.

Indicó que los gobernantes harán un gran aporte para la reducción del consumo de drogas cuando legislen para masificar la prevención, para diversificar y fortalecer las estrategias de tratamientos y reinserción social.

Opinó que se debe dejar de lado la discriminación y el estigma contra los usuarios de sustancias prohibidas y reconocer las estrategias de reducción de riesgos y daños.

Insistió en que las prohibiciones no contribuyen con la educación de las personas y que se debe apostar a la investigación, a la formación de profesionales y técnicos para la reducción de la demanda de drogas, como lo están haciendo los países que desarrollan estrategias coherentes en materia de drogadicción y dependencia de sustancias.