Fracasa el primer mercado binacional de los miércoles acordado en Dajabón

7

El apresuramiento y falta de información a los comerciantes haitianos y dominicanos sobre el recién acuerdo de ampliación de los días de actividad comercial en el mercado fronterizo de esta ciudad, provocó ayer el fracaso de la medida en su primer día de aplicación.

No llegó a 100 el número de compradores haitianos que vinieron ayer al mercado, y la mayoría de los comerciantes dominicanos no abrieron sus negocios, ubicados dentro de la plaza comercial. Los que abrieron lo hicieron para recibir mercancías que serán distribuidas mañana viernes.

Algunos comerciantes entienden que la decisión de incluir el miércoles como día de mercado, en principio no funcionará, debido a que los días tradicionales son lunes y viernes.

Expresaron que otros puntos negativos para el intercambio comercial en el mercado de Dajabón son los controles aduanales para los haitianos cruzar las mercancías y la devaluación de su moneda.

El martes pasado, el alcalde del municipio, Miguel Cruz Jiménez, informó sobre la decisión de ampliar los días de feria en el mercado fronterizo local, como forma de ayudar a contrarrestar el grave problema de desabastecimiento que padecen los haitianos.

Otro factor que ha afectado esta actividad comercial son los incidentes que han estado ocurriendo en Haití.

Haití recupera tímidamente la normalidad después de las violentas protestas de los últimos días en reclamo de que renuncie el presidente del país, Jovenel Moise, quien acaba de cumplir dos años en el cargo.

Muchas escuelas abrieron sus puertas tras casi dos semanas de cierre, aunque la asistencia de los estudiantes fue escasa, mientras que el transporte, paralizado todos estos días, empezó a recobrar la normalidad, según informo la agencia EFE.

El Gobierno llamó el domingo a la población a incorporarse a las actividades el pasado lunes después de más de una semana de paralización general, e instó a las instituciones a cargo de la seguridad pública y nacional, en particular a la Policía, a proteger vidas y bienes “para acompañar este retorno a la vida normal”.

El 7 de febrero, coincidiendo con el segundo aniversario de la llegada de Moise a la Presidencia, se iniciaron violentas protestas en Haití, que se prolongaron durante toda la semana y causaron al menos nueve muertos.