Luchy compitió con otras grandes voces

22

Santo Domingo
Aunque fueron muchas las voces femeninas que lograron trascender a finales de los años 50 y luego entre los 60 y 70, para el maestro Rafael Solano fue más fructífera la carrera de cantantes solistas masculinos que femeninas. Pasando un balance con relación a las cantantes contemporáneas de Luchy Vicioso, o por lo menos próximo a su surgimiento como artista y luego su despegue, nombres como el de Elenita Santos, Cecilia García, Aída Lucía, Rina Ramírez; luego Sonia Silvestre, entre otras, cobraron fuerza en aquella época.

Solano recuerda algunas, y en especial con quienes tuvo mayor cercanía. En el caso de Cecilia García, a quien considera una gran artista, no pudo trabajar con ella en La Hora del Moro porque su padre trabajaba en la casa licorera Bermúdez y en ese momento el programa de televisión contaba con el patrocinio de otra licorera.

“Fue por eso que en ese momento ella no estuvo conmigo”, cuenta Solano. Sobre Aída Lucía no hay mucha información, sin embargo el también compositor señala que más que cantante, ella hacía de todo un poco, pues hasta bailaba.

En el caso de Lucía, hay datos que señalan su primera aparición en la prensa el día 23 de diciembre de 1960.

“En esa presentación cantó Picolíssima serenata y la Polichinela. Además, bailó España cañí, dejando encantado a todo el público asistente al evento”, dice una reseña de aquel momento. En 1964 hizo su debut como actriz en televisión española, como alumna de la Real Escuela Superior de Arte Dramático, en un programa dirigido por el actor y profesor Manuel Vicenta. El programa llevaba como título Academia TUV. Solano supo que ella dejó el arte para dedicarse a la medicina, luego de hacer estudios en el área.

Otras voces fueron llegando y así surgió Adalgisa Pantaleón, que fue el resultado de uno de los grandes festivales de la voz que se celebraban en los 60 y 70 en el país. Su carrera como solista la puso en pausa para entrar a ser parte del grupo 4-40 de Juan Luis Guerra.

El creador de “Por amor”, vuelve a referirse al tema de que tal vez, como antes de la llegada de La Voz Dominicana en el país, también existieron grandes voces femeninas que nadie conoció. Por eso no se atreve a asegurar con vehemencia que ellas, Elenita Santos, Fellita Cabrera, Luchy Vicioso, Aída Lucía, fueron las pioneras del canto femenino en el país.

Otras voces que continuaron representando a las mujeres en el canto fueron Sonia Silvestre, Rina Ramírez, Ángela Carrasco y Maridalia Hernández. Luego de los 70 las voces femeninas resplandecieron y fueron ocupando mayores espacios y compitiendo de alguna manera con los hombres, que desde siempre fueron más. Posteriormente llegó el boom de los años 80, donde nacieron grandes voces femeninas, muchas de las cuales aún siguen activas.