Ydanis defensor, ¿del pueblo?

6

Nueva York.- En Washington Heights, las opiniones están divididas sobre Ydanis Rodríguez, el concejal dominicano aspirante a Defensor del Pueblo. Mientras unos escupen improperios y vituperios contra su madre, otros escupen contra su padre, pero todos coinciden al definirlo como un “malnacío”.

Todos tienen sobradas razones.

Rodríguez preside del Comité de Transportación del Concejo Municipal, que aumentó impuestos, multas y regulaciones para taxistas. Más de media docena se ha suicidado, ahogados en deudas. El gobierno, asumido para beneficio exclusivamente personal y familiar, se convierte en una poderosa arma de destrucción masiva.

Rodríguez ama a su familia, muchos “consiguieron” apartamentos subsidiados.

Planea que su hermano herede su escaño. Para su esposa consiguió $150.000 anuales como “asistente” del jefe de Diseño y Construcción municipal; ella es maestra, no ingeniera, arquitecta ni diseñadora.

Su cuñada “consiguió” cuatro locales comerciales en el George Washington Bridge Market, después tuvo “mala suerte”, unos “inversionistas” cayeron presos, ahora ella “solo” tiene dos negocios. Rodríguez impulsó la rezonificación del Alto Manhattan y quiere quitarle a los niños dominicanos el estadio del George Washington High School para levantar lujosas torres de apartamentos.

Algunos comerciantes que se negaron apoyarlo financieramente tuvieron serios problemas con reguladores gubernamentales.

Según Rodríguez, lo apoyan el presidente Danilo Medina y los ex presidentes Leonel Fernández e Hipolito Mejía.

Yomare Polanco, el embajador alterno ante la OEA que hace comerciales para Rodríguez, fue arrestado por Pedofilia en New Jersey.

Gaycitynews denunció que Rodríguez está comprometido con los homofóbicobicos reverendos-concejales Rubén Díaz y Fernando Cabrera.

Según The New York Times Cabrera pidió $100.000 anuales durante 99 años para apoyar la instalación de una pista de patinaje sobre hielo.

Según The Riverdale Press Airbnb acusó a Rodríguez y Cabrera de aceptar $450,000 de los hoteleros, para prohibir que los neoyorquinos renten habitaciones.

¿Saldrá buen Defensor del Pueblo?