Los cinco pulseos de los choferes

3

Lilian Tejeda | Santiago Benjamín de la Cruz
Santo Domingo
En los nueve meses y ocho días que han transcurrido del 2018, los choferes de transporte público han realizado cinco paros de sus servicios en diferentes puntos del país, como forma de presionar al gobierno por el alza de los combustibles.

La última manifestacón se realizó ayer a partir de las 6:00 de la mañana, pero lo que no esperaban los choferes del transporte público era que decenas de personas que se dirigían a sus puestos de trabajo u otros lugares reaccionarían tirándose al suelo en plena avenida 27 de Febrero, una de las vías principales del Distrito Nacional, en protesta por el paro realizado por los choferes de la Federación Nacional de Transporte Nueva Opción (Fenatrano).

Los pasajeros manifestaron que la de ayer fue una huelga injusta porque si ya subieron el pasaje no tienen por qué dejar de ofrecer sus servicios de nuevo y dejar cientos de personas sin transporte.

“Ellos suben el pasaje y también paran los vehículos. Nosotros estamos pagando los cinco pesos sin quejarnos. Estamos cansados ya”, eran algunas de las expresiones de los manifestantes.

También se quejaron porque “el Gobierno no hace nada” ante esta situación, solo “apoyar la vagabundería de los transportistas”. Indicaron que ni siquiera había disponible suficientes autobuses de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA).

Intervención de la Policía
Durante casi una hora los pasajeros se colocaron en medio de la vía, justo al cruzar la avenida Máximo Gómez, y paralizaron a los vehículos que transitaban en dirección este-oeste hasta que agentes de la Policía Nacional les lanzaron bombas lacrimógenas, lo que provocó que los manifestantes se dispersaran de inmediato.

Esta acción a los agentes policiales fue calificada como una falta de respeto por los participantes en la protesta, quienes alegaron que protestaban en forma pacífica porque están “cansados de los abusos”.

Otras protestas este año
El 19 de junio, decenas de transportistas recorrieron varias avenidas principales de la capital, en reclamo al Gobierno dominicano por los altos precios en los combustibles.

El 13 de septiembre, choferes y taxistas del Distrito Nacional, la provincia Santo Domingo y Santiago protestaron en las avenidas 27 de Febrero de ambas ciudades causando caos en el tránsito en reclamo de rebajas en los precios de los carburantes y subsidios para ese sector.

En el caso de Santiago hubo enfrentamientos entre agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) y choferes de la ruta CJ-27, en la avenida 27 de Febrero esquina Salvador Estrella Sadhalá, donde decenas de conductores del transporte urbano se congregaron, incendiaron neumáticos y lanzaron objetos a las vías públicas. Por estas acciones, agentes de la Policía Nacional detuvieron a varios choferes de transporte público.

DISTURBIOS EN SANTIAGO:
El 17 de septiembre, la Policía Nacional trató de dispersar una marcha que realizaron choferes del transporte público de Santiago en contra del alza de los precios de los combustibles.

La manifestación salió del área monumental de Santiago y recorrió varias calles y avenidas. No obstante, al llegar a la avenida Las Carreras, esquina Sabana Larga, fueron interceptados por agentes policiales.