Firma Oscar de la Renta apuesta por el exotismo en primavera-verano

10

Nueva York, 12 sep.- La firma Oscar de la Renta presentó en la Semana de la Moda de Nueva York su propuesta primavera verano 2019, una colección con marcadas influencias exóticas que elevó la elegancia y la feminidad que han convertido a la casa en una de las más influyentes de la alta costura.

El caftán fue una de las estrellas del desfile, celebrado en una azotea ajardinada en el Soho de la Gran Manzana, junto con delicados bordados florales, estampados étnicos, ligeras plumas, flecos, borlas y complementos inspirados en el mundo aviar.

Diseñada por Laura Kim y Fernando García, la colección trata de dar un toque más juvenil a la marca mostrando más pierna de lo que acostumbra, con faldas a medio muslo o sensuales aperturas que se acercaban a la cadera en algunas piezas.

Dominaron para el día el crudo, el verde bosque, amarillos en tono mostaza y limón, y rojo, mientras que para la noche la firma de origen dominicano se decantó por el negro, el crema, dorados, bronces, y plateados.

La casa de moda se inspiró en el caftán para diseñar cómodos vestidos de día ligeros y holgados, decorados con estampados de tropicales flores o con rayas verticales, y complementados con borlas y flecos.

Presentó además varias piezas con “prints” étnicos en los que dominó el amarillo, el negro y el crudo en tops palabra de honor, en amplias túnicas, o pantalones anudados en el lateral de la cintura combinados con americanas.

El croché también estuvo presente en vestidos y faldas largas de motivos geométricos en crema, negro y marrón.

Para sus vestidos de noche, el elemento que catapultó a la firma a la alta costura, dominaron los diseños con calados de motivos vegetales, las transparencias, y ligeras plumas y pesados flecos que daban movimiento a las prendas.

Destacó la última pieza del desfile, que exhibió la supermodelo Gigi Hadid, un ajustado vestido negro con transparencias, una sola manga y una sensual apertura lateral en la falda, fabricado con un delicado encaje floral que rozaba ligeramente la pasarela.

En cuanto a los complementos, se vieron sobre la pasarela sandalias planas estilo romano, que en ocasiones se utilizaban incluso para los diseños de noche, borlas en zona trasera de los zapatos de tacón, voluminosas cadenas y colgantes en tonos dorados, y el uso de un único pendiente de grandes dimensiones.

Kim y García optaron además por pequeños bolsos en forma de ave tropical, que presentaron en vivos colores, así como otros en forma de jaula de pájaros o esferas decoradas con joyería y largas borlas para los diseños de gala.

Entre el público del desfile se encontraban un buen número de celebridades, entre ellas las actrices Kate Beckinsale, Diana Agron y Amber Heard, las modelos Rosie Huntington-Whiteley y Sofia Richie, la “socialité” Nicky Hilton, la rapera Nicki Minaj, que acudió con su madre, Carol Maraj, y Carine Roitfeld, antigua editora jefe de Vogue Francia.

También asistió la exmodelo Yolanda Hadid para ver desfilar a sus dos hijas, Bella y Gigi Hadid, que se encargaron de la apertura y cierre del show, en el que también participaron la nigeriana Mayowa Nicholas y la australiana Duckie Thot.