Tecnología entre las prioridades del Banco Agrícola

13

Santo Domingo
Implementar tecnologías que permitan mitigar el impacto del cambio climático y producir más alimentos para una población en constante crecimiento es uno de los grandes retos del sector agropecuario.

“El aumento de la productividad de los pequeños productores, pescadores y silvicultores, mediante una aplicación apropiada de buenas prácticas y de tecnologías mejoradas, debería constituir una prioridad para los países de bajos ingresos que desean alcanzar la seguridad alimentaria”, establecen en un artículo los expertos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, en inglés) Andrea Sonnino y John Ruane.

Es atendiendo a esta realidad que el Banco Agrícola (Bagrícola), una de las principales instituciones financieras del sector agropecuario, dispone de alrededor de RD$15,000 millones para la implementación de tecnologías en el sector.

“El crédito del Bagrícola se orientará prioritariamente al logro de una agricultura competitiva (Ö) orientado a que el productor pueda incorporar la tecnología requerida, y transformar su unidad productiva en empresas modernas y rentables”, establece la institución en su plan estratégico correspondiente al cuatrienio 2017-2020.

El plan contempla el desarrollo de proyectos de alta tecnología para el ahorro de energía y mejora del medio ambiente.

Avance
Durante una entrevista con Listín Diario, el administrador general del Bagrícola, Carlos Segura Foster, explicó que de esos RD$15,000 millones ya se han otorgado cerca de RD$10,000 millones.

Foster indicó que en los últimos años se han incrementado los financiamientos para la implementación de sistemas de riego por goteo o presurizado, para la construcción de reservorios y prácticamente se ha triplicado la producción en ambiente controlado (invernaderos), que permite producir más en menos área.

Además, a muchos empresarios se les ha financiado la construcción de pozos con sistemas de producción de energía a través de paneles solares, gracias a lo cual se ha reducido la mortandad de vacas en los períodos de sequía, agregó Foster.